Los sindicatos de Bulgaria

Compartir esta página

Los sindicatos de Bulgaria: antiguos, pero jóvenes

El movimiento sindical en Bulgaria emergió al finalizar la guerra de 1868 entre Rusia y Turquía. Los primeros en organizarse fueron los trabajadores y trabajadoras de la enseñanza, seguidos de los de imprenta, que convocaron huelgas para protestar por sus salarios y pésimas condiciones laborales. En los años siguientes, trabajadores y trabajadoras de distintas industrias se unieron para formar organizaciones sindicales. Al principio estaban asociadas con los partidos socialistas del país, pero en 1924 se fusionaron y se declararon independientes.

Luego de la “revolución socialista del 9 de septiembre de 1944”, apoyada por la Unión Soviética, el Frente de la Patria tomó el poder y estableció una república popular. Se nacionalizó la propiedad privada y se prohibió el resto de los partidos. Se establecieron nuevos sindicatos y todos los trabajadores y trabajadoras se unieron en el Sindicato General de Trabajadores (GWTU), fuertemente vinculado al Partido Comunista. En aquella época se adoptaron medidas legales favorables a los/as trabajadores/as, que parcialmente continúan hoy en vigor.

En 1987 se concedió cierta autonomía a los sindicatos que les permitió adoptar decisiones sobre tareas y operaciones. Como resultado de ello, emergieron dos sindicatos nacionales —la Confederación de Sindicatos Independientes de Bulgaria (CITUB) y la Confederación de Apoyo al Trabajo (CL Podkrepa)— que revitalizaron el movimiento sindical búlgaro. Así que, aunque los sindicatos en Bulgaria tienen una larga historia, al mismo tiempo, son organizaciones jóvenes.